Desarrollando soluciones blockchain en un marco legal

Post disponible en inglés 

Hace unos meses os contábamos qué es y como funciona la tecnología blockchain.

También os hablamos de la importancia de continuar nuestra línea de Investigación y Desarrollo, concretamente en el marco de Docuten, para la implementación de soluciones distribuidas basadas en este tipo de tecnologías.

Desde entonces, hemos avanzado en el estudio de prototipos de diversa índole, desde servicios de notaría distribuidaidentidad digital y operaciones transnacionales a la implementación de redes sectoriales.

El foco de nuestra línea de I+D está fundamentalmente en descentralizar las soluciones de negocio en el ámbito de la firma electrónica, sustituyendo la figura del tercero de confianza por el uso de implementaciones distribuidas y públicamente auditables. 

Para poder avanzar y disipar posibles dudas sobre la validez legal de estas soluciones, es necesario caminar de la mano de otras empresas y colectivos, manteniendo actualizado a nuestro equipo con los avances técnicos y jurídicos en el ámbito del blockchain.

 

La regulación de las tecnologías blockchain

El desarrollo tecnológico siempre precede a la regulación por parte de los estados. 

En el caso del Bitcoin, diseñado para operar a nivel global al margen de instituciones nacionales, la incapacidad estructural por parte de los estados nación de ejercer un control sobre la red lo convirtió pronto en una entidad supra-legal, en una amenaza directa a organismos tradicionales con una topología centralizada. 

Este hecho ha dificultado durante años la adopción de tecnologías distribuidas por parte de algunos sectores, en tanto que la mala prensa asociada a las criptodivisas dificultaba cualquier intento de regulación de su uso en contextos específicos.

Hablar de regulación en el ámbito de las redes blockchain no deja de ser un oxímoron, en tanto que estas tecnologías fueron diseñadas desde su base como entidades autónomas y supra-nacionales, con un caracter resiliente y tolerante a fallos. Esto no implica, sin embargo, que las ventajas de la cadena de bloques queden fuera del ámbito empresarial y que la sociedad civil no pueda beneficiarse de ellas con una finalidad concreta y en un marco legal acotado.

Afortunadamente, el potencial de la descentralización y la aportación disruptiva de las DLTs (Distributed Ledger Technologies) ha despertado un interés multisectorial que nos lleva hacia un nuevo horizonte legal, un futuro cercano donde la regulación de soluciones basadas en el blockchain puede ser pronto una realidad.

pexels-photo-315788

Nuestra apuesta por la innovación nos obliga a adelantarnos a las regulaciones y trabajar en paralelo. Desde los comienzos de la tecnología blockchain, nuestro equipo ha seguido de cerca el desarrollo de los nuevos estándares y ahora, más que nunca, queremos apostar por un modelo P2P que tenga cabida en Docuten.

Parece obvio que en un futuro cercano tecnologías derivadas tanto conceptualmente como directamente (por medio de forks como Quorum) de Ethereum serán pronto reconocidas dentro de determinados marcos jurídicos. Para el caso que nos ocupa, en lo que respecta a la firma electrónica y la identidad digital, esto no deja de ser una buena noticia.

Con la incorporación de un ecosistema distribuido operando bajo un marco legal de carácter nacional o europeo, las operaciones de firma tenderían gradualmente a la sustitución de soluciones tradicionales como los sellos de tiempo, los certificados cualificados y las entidades de certificación por el uso de parejas de claves, o nuevos estándares de identidad digital, operando en redes DLT.

En Enxendra no vemos este hecho como una amenaza sino como una oportunidad. Una oportunidad para abrazar la innovación y caminar hacia la desintermediación de las operaciones de nuestros clientes, simplificando procesos, acercándonos a un modelo P2P.

 

Construyendo red: el papel de Alastria

La aparición de consorcios como Alastria, desde donde distintas entidades públicas y privadas podremos construir juntos una infraestructura común, es sin duda de especial relevancia dentro del marco europeo en que operamos.

download-1

Alastria nace como la primera plataforma multisectorial nacional desde la que implementar aplicaciones de registro distribuido conforme al marco legal.

Uno de los puntos más atractivos de Alastria es su apuesta por ofrecer estándares de identidad soberana con validez legal (SSI) que recojan bajo el paraguas de la red los atributos inherentes, acumulados y designados de individuos, entidades jurídicas y activos. 

Este consorcio multisectorial permitirá que soluciones Blockchain/DLT puedan tener eficacia legal en el ámbito español, cumpliendo por supuesto con la regulación europea.  Además, la Red Alastria permite la reducción de los costes asociados a las transacciones, una mayor eficiencia que redes públicas como Ethereum (al utilizar distintos algoritmos de consenso) y la eliminación de la volatilidad con que cuentan otras redes vinculadas con una criptodivisa.

Independientemente del carácter transnacional y supra-legal de las redes blockchain públicas, con las que este tipo de soluciones no pretende competir en tanto que persiguen objetivos distintos, la Red Alastria permitirá definir una serie de estándares con validez en un contexto nacional específico, facilitando a sus miembros la implementación de soluciones distribuidas sin dejar de cumplir con la legislación vigente. 

Desarrollar nuestras soluciones dentro de un marco común nos permitirá ofrecer a nuestros clientes un modelo estandarizado, caminando con otras empresas y organizaciones desde un hub de innovación que nos ayude a seguir creando sinergias y construyendo un futuro más distribuido y eficiente.